No quiero ser una supermamá

Te preguntarás dónde narices me había metido. Normal. Tanto tiempo sin saber de mí habrías contemplado el abandono de este blog como la opción más probable. Anuncios

Mi primer día de la mala madre

Aunque haya tantas maneras de vivir la maternidad como madres en este mundo, una no puede evitar sentir una presión social permanente que le deja claro lo que se espera de ella, y juzga duramente cada salida de tono, cada una de las cosas que esa madre hace, y, según los cánones establecidos, no debería … Sigue leyendo

A pesar de ti

A veces cuesta darse cuenta de que el mundo sigue girando a pesar de ti. Parece imposible, pero las cosas siguen su curso ajenas a si a ti te toca biberón o tienes dolor de tripa;

Con un mes me basta

Hoy hace un mes que el teléfono de la habitación del hospital donde había dado a luz unas horas antes sonó. Lo cogí yo y una voz de mujer me dijo: “Hola, llamamos de control de enfermería. ¿Ya ha hecho pis la mamá?” Yo, sin pensarlo un momento, tapé el auricular del teléfono y le … Sigue leyendo

Tu llegada al mundo

Hoy es el día que llevaba esperando desde hace 9 meses. Exactamente desde el instante en que el pasado 20 de mayo el predictor sacó las dos rayitas rosas y yo eché mano de las instrucciones que había leído y releído 40 veces para corroborar que mi tendencia a hacer y entender las cosas al … Sigue leyendo

El exceso de información o cómo sobrevivir a las clases de preparación al parto

Hace unos días que empecé las clases de preparación al parto. Y tengo que decir que me parecen toda una experiencia.

La importancia de los colores

Dicen que las cosas no son ni blancas ni negras, que en medio hay una amplia escala de grises. Y debe ser verdad porque después de muchos blancos y de un negro, ahora va a gobernar el mundo un tío muy ‘gris’, un hecho que podría darnos varias lecciones a tener a cuenta, como que … Sigue leyendo

Ahora que tengo tiempo

Ayer fue el primer día que no trabajé. Tras torearme de un poco a bastante, la Mutua decidió que podía haber llegado el momento de que dejara de enfilar mi querida (y odiada al mismo tiempo) N-232 para ir a trabajar.

La espera idealizada o cómo tener paciencia cuando todo el mundo te dice lo bonito que es el embarazo

Ya perdonaréis está ausencia prolongada. Me gustaría poder contaros que la crisis es historia y que España ya tiene gobierno, pero las cosas continúan en el mismo punto en el que las dejé y, a lo mejor por eso, no me ha apetecido comeros la cabeza durante estos meses contando lo mismo una y otra … Sigue leyendo

Navidad

Entre las personas adultas, o al menos entre las personas adultas sin hijos pequeños a los que poderles tomar el pelo a gusto con Papa Noel y los Reyes Magos, es poco popular decir que te gusta la Navidad.

  • Temas

  • Archivos