Circos mediáticos

¿Os acordáis de cuando el verano pasado se traficaba con tabaco en Gibraltar? ¿De cuando los pescadores tenían problemas con los bloques de hormigón en el agua y los comerciantes de la Línea amenazaban ruina porque no podían competir con los precios con impuestos más bajos que se ofrecían unos kilómetros más allá? Por suerte, el problema debió de esfumarse con la misma rapidez con la que había venido.

De la noche a la mañana, en Gibraltar se dejó de traficar con tabaco de la misma forma que los perros dejaron de morder a los niños todos los días. Las vacas dejaron de estar locas, los pollos y los cerdos dejaron de estar enfermos y también los humanos nos inmunizamos de repente y la gripe A dejó de suponer un problema que amenazaba con liquidar la especie (no necesitamos ni vacunas; una pena después de la millonada que los gobiernos se gastaron en dosis curativas…)

Las rutinas informativas de los medios de comunicación pasan por convertir en noticia de portada cosas que unas veces siempre han estado ahí, (¿o es que lo perros empiezan de repente a morder a niños un buen día?) y, otras veces, simplemente, no deben merecer toda la importancia que se les da, ya que los medios se permiten el lujo de dejar de informarnos sin más, sin que nunca lleguemos a saber qué pasó con ese gran problema que llenó durante días portadas, abrió informativos y provocó acalorados debates televisivos.

Empachados ya de Bárcenas y Urdangarín, políticos y medios centran ahora su saña en el clan Pujol, con la infalible estrategia del “y tú más”; supongo que con la esperanza de que las vergüenzas catalanistas tapen y hagan olvidar las miserias españolistas y monárquicas. Suerte que cuando las especulaciones comenzaban a agotarse y la falta de información amenazaba con dejar flojear el tema hasta que el pobre Ruz volviera de su merecidas vacaciones, apareció otro gran asunto con el que poder montar otro buen pifostio veraniego; un brote de ébola con repatriación de misionero incluida y toda la chicha que un buen tema debe tener para llenar todo el espacio posible: imágenes jugosas de cámaras de aislamiento, protocolos desconocidos, antídotos secretos que vienen desde Estados Unidos… Y ya está; ya lo tenemos todo para comenzar a montar un nuevo circo mediático que durará… pues, no sé, hasta que se vuelva a traficar con tabaco en Gibraltar o las vacas vuelvan a estar locas. A saber.

– See more at: http://www.aparagon.org/firmas-destacadas/circos-mediaticos/#sthash.C06DTxHn.dpuf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Temas

  • Archivos

A %d blogueros les gusta esto: