Con la marca España en la espalda (por Isaac Rosa)

Muchos se van a levantar esta mañana con una marca en la espalda, en la cabeza, en un brazo, o incluso en la médula: la marca España. Ese es el chiste triste que anoche triunfaba en las calles y en las redes sociales: la marca España como hematoma.Esa marca España que tanto preocupaba al gobierno y que justificaba el viaje de Rajoy y del rey a Nueva York; esa con la que pretenden que seamos vistos como un país serio, responsable, que hace lo que tiene que hacer y cumple sus deberes. Creíamos que hablaban de otra cosa, pero no: la nueva marca España es la represión de la protesta, como demostración de que el gobierno llegará hasta el final al precio que sea, que no le temblará el pulso cuando los recortes y contrarreformas venideros multipliquen la contestación ciudadana.

La marca España la estamparon 1.300 policías anoche a porrazo limpio, en una exhibición de violencia policial como no veíamos desde hace mucho. Porrazos salvajes, detenidos arrastrados por el suelo, cabezas abiertas, periodistas golpeados, diputados apartados a empujones, viajeros perseguidos hasta el tren, disparos de pelotas y cargas de una agresividad pocas veces vista.

La nueva marca España recuerda demasiado a la vieja marca España que creíamos superada. El trabajo previo de calentamiento de la delegada del Gobierno –que por supuesto no podía levantarse hoy sin proclamar “ya lo decía yo”-; la desproporcionada presencia policial; la actitud agresiva que mostraron desde primera hora –con el casco puesto y en formación de carga desde las seis de la tarde-; y sobre todo la brutalidad con que golpearon a los manifestantes, parecen sacadas de aquella otra marca España de color gris.

La nueva marca España ha llegado para quedarse. Lo de ayer es sólo el principio, un intento de aterrorizar a los ciudadanos con la vista puesta en próximas protestas que, tras el rescate, serán mayores. En la línea de las medidas preventivas de la delegada del Gobierno, la de ayer fue una paliza preventiva: para que nos vayamos enterando de que las reglas de juego han cambiado, para que se nos vaya haciendo el cuerpo, que la marca España no se estampa con solo un porrazo: hay que sacudir repetidas veces para que no se borre.

La nueva marca España tuvo ayer su cuarto de hora de fama mundial: portada de toda la prensa, emisión en directo en televisiones internacionales, mención de la presidenta argentina en la ONU, trending topic en el twitter planetario. Mensaje recibido, dirán los mercados: España es un país serio, y el dolor de sus ciudadanos es la prueba infalible de que hace sus deberes. Mensaje recibido, debemos decir también los ciudadanos: su miedo es mayor que el nuestro.

Post publicado en el blog Zona Crítica por Isaac Rosa el 26 de septiembre de 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Temas

  • Archivos

A %d blogueros les gusta esto: