La fotografía como terapia

Aquí os dejo una foto que me hizo hace unos días mi amigo Juan Moro en su estudio de Zaragoza. Él es una de las razones por las que me alegro aún más de haber decidido ser donante de médula ósea (por cierto, ya lo soy, eh?).  A pesar de que lo conozco hace un par de años o así, hasta hace muy poco no supe que había padecido una grave leucemia que le obligó a un doble trasplante. Ahora, casi 10 años después de aquello, no sólo lleva una vida normal, sino que hace fotos tan estupendas como ésta todos los días.

Su pasión por la fotografía comenzó hace unos pocos años. Ella lo ha ayudado a superar muchas cosas y a redescubrir el mundo de otra manera. Y el mundo ha tenido mucha suerte de que la fotografía se convirtiera en su mejor terapia porque hemos ganado todas sus imágenes, unas fotografías  extraordinarias que podremos seguir disfrutando muchos años. Porque la pasión con la que Juan vive la fotografía no tiene fin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Temas

  • Archivos

A %d blogueros les gusta esto: