Cosas que merecen la pena

Después de una semana de auténtica pesadilla y de mucho curro, tengo que decir que no todo acaba mal. Es cierto, son las 7 y media de la tarde de un domingo y todavía no me he quitado el pijama ni lo voy a hacer. Y todo por la simple razón de que estoy reventada y no tengo la más mínima intención de poner un pie en la calle (pa que???). Bastante fuera de casa he tenido que estar esta semana como para abandonar ahora mi hogar dulce hogar así, a lo loco, sin pensar…

Pero bueno, a lo que iba, que aunque la semana empezó mal, no todo lo que mal empieza, mal acaba. No señor. Ayer sábado, último día de trabajo de esta eterna semana, fue un gran día. Y es que cuando puedes contar con amigos como los míos, que se prestan a pringarse en sus horas libres sólo por hacerte un favor, da igual trabajar. Os dejo algunas fotos de la entrega de premios del VII concurso literario Jardiel Poncela. Gracias al jurado, que demuestra que sigue habiendo gente capaz de hacer cosas a cambio de nada. Y, sobre todo, gracias a mis amigos Javi Vázquez y Eva Hinojosa por estar dispuestos a cualquier cosa con tal de echarme una mano.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Temas

  • Archivos

A %d blogueros les gusta esto: