Te presto mis células (sólo las buenas)

No sé si os habrá pasado alguna vez y tampoco sé muy bien la razón, pero hay veces que sientes, de repente, la necesidad de hacer algo en lo que nunca te habías parado a pensar antes. Eso fue lo que me pasó a mí hace unos días. Leí en un dominical un reportaje acerca de la donación de médula ósea que habían hecho con motivo del día del donante. Había testimonios de enfermos que se había recuperado y también de donantes que contaban su experiencia. En definitiva, un reportaje como tantos otros, hecho para concienciar de la necesidad de este tipo de donaciones. En cualquier otro momento, tal vez hubiera cerrado la revista y, después de unos minutos, nunca más hubiera recordado ese reportaje. Pero no fue así.  Yo, hipocondriaca de nacimiento y con un respeto bastante considerable hacia las agujas, supe que tenía que hacerme donante. Lo soy de órganos, sí, pero, con todos mis respetos, eso no tiene ningún mérito, porque a ver para qué narices te va a valer a ti lo que quede sano de tu cuerpo serrano el día que la palmes. Vamos, que si te queda algo sano, no te vas a enterar cuando te lo quiten para dárselo a otro, así que, aún estando muy bien y siendo muy solidario y todo eso, pues no sé, tampoco te causa muchas molestias.

Así que cogí el ordenador y empecé a buscar en Internet cosas sobre la donación de médula ósea. Cuando creí saber lo suficiente, seguía sin estar asustada, así que llamé al hospital y les dije que quería ser donante. Me dijeron que tenía que ir a que un médico me lo explicara todo bien, así que me plantifiqué delante de una médica muy amable que me miraba con cara de no entender muy bien las razones que me llevaban a querer hacerme donante sin más (supongo que tendrá algo que ver con el hecho de que en Aragón haya poco más de 60 donantes de médula. Vamos, que, dada su juventud, a lo mejor era la primera que se le plantaba allí sin razones aparentes y le decía que quería donar su tuétano).

Al final no pudo más y le pudo la curiosidad:

-¿Has tenido algún caso de leucemia cercano que te haya animado a hacerte donante? -preguntó.

-No… Sólo pensé que era una manera de ayudar a alguien… contesté, con pocas ganas de hablar del reportaje del dominical.

Así que me empezó a hablar de todas las cosas que me pueden suceder remotamente si algo va mal. Yo la escuché (a pesar de que, efectivamente, todo en esta vida debe estar Internet porque ya me lo sabía…) y seguí sin acojonarme, así que en unos días me harán un análisis de sangre y mis celulillas pasarán a estar en un registro, a la espera de que alguien algún día pueda necesitarlas. Una pena, eso sí, que, llegado el caso, nunca vaya a saber quién es ese ‘alguien’, porque con lo chungo que es ser compatible, la persona que tenga sus celulillas tan parecidas a las mías como para poder quedarse las mías y vivir con ellas será, casi casi, como un alma gemela, ¿no?

Y conocer a un alma gemela mola mucho! Pero, en fin, si algún día pasa, me conformaré con saber que existe, y con saber que mis celulillas han sido lo suficientemente buenas para ayudarlo. Y eso también mola.

Anuncios
Comments
2 Responses to “Te presto mis células (sólo las buenas)”
  1. Qué maja! Así da gusto escribir! Si tus amigos te doran la píldora recordándote lo maja que eres… No es para tanto, no! Sólo es que a veces se pueden hacer cosas por los demás que tampoco cuestan tanto y pueden valer para mucho!!

  2. Diani dice:

    Eres genial Esther! Menos mal que hay gente como tú en este mundo. Seguro que tus “celulillas” le dan la vida a alguien casi tan maravilloso como tú :-).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Temas

  • Archivos

A %d blogueros les gusta esto: