Días mimosos

Supongo que la razón de fondo tendrá que ver con motivos puramente hormonales, pero realmente importa poco. Porque las razones por las que sucede algo no hacen que ese ‘algo’ deje de ser así, no? Pues eso. Yo, por desequilibrio hormonal o no, llevo unos días en los que necesito que me mimen. Y no hablo necesariamente de mimos de pareja, sino de mimos en general. Estoy blandengue. Me apetece que den abrazos, besos y que me digan cosas bonitas (y por bonitas no quiero decir horteras, sino cosas agradables). Son esos días en los que te gustaría que tu mama estuviera más cariñosa, que tus amigos te dijeran lo que te necesitan, que te dieran abracitos… Pero nada de nada. Está claro que mis posibles desequilibrios hormonales y mis peticiones de mimos coinciden con los peores días de los que me rodean: ‘qué siiiiiiiiiiiiiii’, ‘qué sí que te hacemos caso…’ ‘qué siiiiiiiiiiiiiiiiii’ ‘qué sí que te queremos mucho todos’. ‘Pero ala, ya vale, no seas pesada y no lo repitas tantas veces…’, me dicen habitualmente. Y nada. Ahí me quedo yo. Compuesta y sin mimos. Es lo que tienen los desequilibrios, que todo el mundo los entiende. En fin…

 

Anuncios
Comments
2 Responses to “Días mimosos”
  1. Jajajaja!! No, la chorrosidad no se pasa con los años, no. Además, ya ves que el post está archivado en la categoría desequilibrios hormonales… Con eso te lo digo todo…

  2. Diani dice:

    Pobrecica mi niña… si es que la “chorrosidad” no se pasa con los años debe ir en aumento… jajjaja!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Temas

  • Archivos

A %d blogueros les gusta esto: