Feliz… por llevar la contraria

Cada día son peores las noticias que escucho por la radio de buena mañana. Cada día, la prima de riesgo esa que nadie conoce, pero de la que todo el mundo habla como si fuera nuestra prima hermana favorita, marca un nuevo récord histórico desplomándose más que el día anterior. Y yo me pregunto, pues, si lo de ayer era lo peor que podía pasar, lo de hoy ¿qué es? ¿el acabose? Pero no. Está claro que las cosas siempre son susceptibles de empeorar, da igual lo jodidas que estén. Y, de momento, lo único que sigue siendo cierto es que África sigue muriéndose de hambre mientras Europa lanza titulares y más titulares sobre el fin del mundo, los mercados, el euro y las primas de los cojones.

Así que he decidido no preocuparme, que seguro que así reduzco el riesgo de infarto de miocardio (por si acaso lo del fin del mundo no es tan inminente habrá que cuidarse la salud, no?).  La verdad es que de nada me va a servir tanta amargura, así que te digo muy en serio que hoy estoy feliz, de buen humor y con ganas de reirme.

Eso sí, también te digo que todavía no he tenido las narices de ojear los periódicos de hoy. Por si acaso… que ya se sabe que el hilo del que pende mi felicicidad es delgadito, delgadito… Las desequilibradas es lo que tenemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Temas

  • Archivos

A %d blogueros les gusta esto: