El valor de la amistad

Siempre me he considerado una de esas personas que valoran la amistad por encima del todo. Y, hasta ahora, había tenido que arrepentirme pocas veces de ser así. Siempre se ha dicho que los ‘amigos de verdad’ se cuentan con los dedillos de una mano y hasta sobran dedos. Y yo siempre he dicho estar de acuerdo con eso porque son pocos los amigos íntimos que te conocen… iba a decir que como si fueran de tu familia, pero no, eso es absurdo, porque los amigos íntimos te conocen más que el 99% de tu familia y, sobre todo, de diferente manera.

Tu familia más cercana es muy importante, pero los amigos son personas a las que has elegido tú y con las que compartes tu tiempo única y exclusivamente porque quieres hacerlo. Y, por supuesto, en esta categoría meto también a la pareja, ya que ninguna pareja llegará muy lejos si su relación de amor no está cimentada sobre una amistad profunda.

Así que, como decía, siempre he sabido que amigos que sientas como hermanos hay pocos, pero también es verdad que siempre he tenido a mucha gente que está, por decirlo de alguna manera, sólo un escalón por debajo. Son esos amigos con los que no necesitas hablar todas las semanas (aunque sí a menudo, que las amistades hay que cuidarlas…), pero que sabes que están ahí de la misma forma que ellos saben que tú también lo estás. Y con estos tampoco me he llevado desengaños muchas veces, la verdad. Soy una tía con suerte.

Pero oye, alguna vez tenía que ser. Y hoy ha sido uno de esos días. Nunca esperas que un amigo al que has hecho un favor te meta una puñalada traperilla, pero eso es lo que debe pasar a veces cuando haces favores, que te das cuenta de que las personas no son como tú creías que eran. Y eso no sólo jode, sino que también duele.

Supongo que si estuvieras aquí en vez de al otro lado de la pantalla, estaríais diciendo alguna cosa del estilo: ‘qué le jodan!’, ‘no merece la pena’, ‘déjalo estar’, ‘peor para él/ella’. Ya. Tenéis razón. Pero, repito, jode y, sobre todo, duele.

Anuncios
Comments
2 Responses to “El valor de la amistad”
  1. Ingrid dice:

    Mmmm… Y lo peor de todo, desde mi punto de vista, es que una puñalada de ese tipo no exime para que te claven otra cuando menos te lo esperas. Sólo queda confiar en que los amigos que queden sean buenos de verdad, y seguir adelante con la mejor de las sonrisas 😉

  2. Anika dice:

    Jode, mucho… y duele, más… yo me “resigno” pensando, que si realmente tengo tanta gente maravillosa que se que estan ahi (entre las que te incluyo sin dudarlo), algún “precio” tendré que pagar a cambio… el precio de, muy de vez en cuando, hacerme amiga de alguien que no se lo merece… Ánimo, que muchos como yo te queremos tanto, tanto, tanto, que incluso puede que compensemos cosas como la que te ha pasado hoy… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Temas

  • Archivos

A %d blogueros les gusta esto: