Nadie como una amiga

Ayer estuve tomando algo con dos amigas. Hasta aquí todo normal. Estos encuentros siempre van bien porque a mí no hay nada que me reconforte más que una larga charla con amigas sobre los temas más variopintos. Podemos hablar como cotorras durante horas sin darnos cuenta del rato que realmente llevamos allí. Y, en mi opinión, no hay nada mejor que eso.

Y claro, para eso no vale cualquiera, ni siquiera vale cualquier amiga. Dicen que la familia nos viene impuesta, pero q a los amigos los podemos elegir. Será por eso por lo que los amigos se convierten en algunos casos en piezas equiparables a tu familia más cercana. Por eso, tener una amiga a la que quieras como a una hermana es lo más bonito que puedes tener. Y da igual que no vivas con ella o con no lo hagas todo con ella, da igual que no te vayas con ella de copas o que se sea diferente en muchas cosas.  Ni siquiera importa que no se lo cuentes todo. Porque ella sabe cómo te sientes con sólo mirarte a la cara. Porque sabe cómo eres y porque sabe lo que se te está pasando por la cabeza con más claridad incluso que tú misma. Por eso te aconseja con la verdad, y no con lo que te gustaría oír. Aunque a veces duela, aunque a veces prefieras oír otra cosa. Pero no hay nada a hacer. Para regalarte los oídos ya están las otras amigas.

Yo tengo la suerte de tener una amiga-hermana. Ójala vosotros tengáis una también.

Anuncios
Comments
One Response to “Nadie como una amiga”
  1. hache dice:

    Totalmente de acuerdo, 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Temas

  • Archivos

A %d blogueros les gusta esto: