Cosa con nombre

He descubierto que no soy tan rara como creía. Es más, todo lo que pasa, y que a menudo siento en mi fuero interno como único y extraño, tiene un nombre dado por la psicología hace mucho, algo que lo convierte en un trastorno común y a mí en un ser más común aún. Sin embargo, el saber por ejemplo que tengo unos 8 de los 14 llamados por la psicología ‘pensamientos deformados’ no me consuela mucho, aunque sí que es cierto que te hace sentir menos bicho raro. Ahora sé, que el quedarte sólo con lo negativo de las cosas y que esto te impida ver lo bueno que tiene esa misma cosa se llama ‘visión de túnel’ y que a mi amplia capacidad para hacer frases con todo, nadie y nunca (nadie me quiere, todo me sale mal, nunca me llamas…) se le llama sobregeneralización. Y así podría seguir, pero la verdad es que me haría falta una chuleta para recordar exactamente todas mis deformaciones de pensamiento.

La verdad es que tomar conciencia de ese tipo de cosas (que la mayoría de los humanos hacemos sin saberlo) ayuda a corregirlo y, sobre todo a relativizar todas esas que tienen que ver con nuestros sentimientos. Tendemos a creer que lo que sentimos es verdadero. Y no es cierto. Lo que sentimos depende de lo que pensamos y ¿acaso alguien duda de que el pensamiento está sujeto a error lógico? Así pues, claramente, los sentimientos pueden mentir. Y tal vez los míos lleven mucho tiempo haciéndolo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Temas

  • Archivos

A %d blogueros les gusta esto: