Equivocaciones

Debe ser cierto eso de que somos la única especie que tropieza dos veces en la misma piedra. Yo no paro de tropezar y además estoy empeñada en seguir. Pero no dos, es que debo ir ya por los 200 tropezones más o menos. Y me pregunto cuándo llegará el día en que me canse de caerme después de tropezar. El día en el que la poquita autoestima que me queda se rebele y diga ‘hasta aquí hemos llegado’, ‘hoy no, hoy no tropiezo’ ‘hoy, yo soy mejor que tú’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Temas

  • Archivos

A %d blogueros les gusta esto: