Enamorarse de uno mismo

Hay gente que, por mucho que diga que le importan los demás, solamente se quiere así misma. Y el resto de la gente les importa en tanto en cuanto los haga sentir bien. Relacionarse con una persona de estas características es difícil porque siempre son relaciones (de cualquier índole) en las que se da más de lo que se recibe. Y no hay nada más frustrante que esperar cosas que nunca obtienes u obtener justo lo contrario de lo que esperas: gritos cuando esperas risas, pasotismo cuando esperas implicación, engaño cuando esperas sinceridad. Y os preguntaréis en qué punto se sostiene una relación así. Pues en la teoría de “una de cal y otra de arena”. Porque cuando gritas obtienes risas, cuando pasas obtienes implicación y cuando engañas acabas obteniendo sinceridad. Incomprensible eh?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Temas

  • Archivos

A %d blogueros les gusta esto: