Complejo de topo

No sé si será porque estamos en verano. Y el verano es sinónimo de vacaciones. Y en esos posteriores y a la vez días previos para cogerse unas vacaciones laborales nuestra mente desconecta y va por libre. Simplemente, se adelanta. Mi mente, de hecho, ya está de vacaciones. Ni siquiera tengo claro qué día las cogeré exactamente. Ni siquiera tengo pensado irme a ninguna parte especial cuando las coja. No tan siquiera me hacen especial ilusión. Pero da igual. Mi mente ya está de vacaciones. Se resiste a pensar y a concentrarse en nada. No tengo claro el por qué, pero intuyo que es porque está cansada. Simplemente necesita desconectar, irse muy, muy lejos. No pensar en nada ni tampoco en nadie. Quiere meterse bajo tierra a ver si allí pierde la cobertura. Pero tiene miedo. Tiene miedo de no querer volver a salir, de convertirse en una “mente-topo” que viva bajo tierra para siempre. Si eso llegara a pasar, tal vez mi mente se convertiría en una mente solitaria rodeada de tierra que nunca más compartiría sus preocupaciones con otras mentes.

¿O tal vez ya no tendría más preocupaciones que ella misma?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Temas

  • Archivos

A %d blogueros les gusta esto: